Foto/Referencial.-

La República Dominicana quiere cambiar su motor económico en pleno vuelo. Tras el aterrizaje forzoso de su PIB, debido a la pandemia, hoy esa economía del Caribe está en pleno ascenso. Los diferentes pronósticos apuntan a que el crecimiento repuntará este año entre un 4,4% y un 6%, tras la caída del 6,7% de 2020, que significó su primera recesión en casi 25 años. Gran parte de esa recuperación vendrá del turismo y de las remesas, sus motores históricos de crecimiento. Pero Luis Abinader, con apenas nueve meses en la presidencia, quiere agregar un nuevo ingrediente a esta fórmula para recuperar cuanto antes todo lo perdido. El Gobierno de este político y empresario, que ha ganado las elecciones del año pasado con un discurso en contra de la corrupción, apuesta por potenciar su industria (hasta ahora concentrada en material médico, dispositivos eléctricos, textiles y tabaco) y dinamizar sus 74 parques de zonas francas para que se conviertan en el carburante que dé fuerza a la nación.

Con Información de ElPaís.com/-

Dejar respuesta