Foto/Referencial.-

Los días en que los prospectos más cotizados y sus familias tenían que esperar a cumplir 16 años, firmar, superar rigurosos exámenes físicos y contar 90 días para ver los primeros dólares del béisbol y que se realice el desembolso desde Estados Unidos, quedaron en el pasado.

Hoy, un entrenador, por más renombre que tenga, para concentrar en su programa a una de esas joyas que enloquecen a los equipos tiene que erogar dinero por adelantado. Y la condición la ponen los padres.

Para un programa reclutar o “comprar” (la palabra que se maneja en el negocio) a un niño de 12 años que “promete” puede comenzar pagándole al padre o a la madre US$2,000. Si el entrenador tiene un buen reporte, la cifra se puede quintuplicar hasta los US$10,000, aunque en algunos casos llega hasta los US$20,000, de acuerdo con versiones obtenidas por DL de fuentes confiables.

Leer más en:

https://www.diariolibre.com/actualidad/padres-de-rd-venden-a-sus-hijos-peloteros-por-miles-de-dolares-FG25891325#:~:text=Es%20una%20oportunidad%20que%20Garc%C3%ADa,cede%20su%20tutela%20al%20entrenador.