Foto/Referencial.-

La final inglesa de la Liga de Campeones en Wembley está resultando problemática y el choque entre Chelsea y Manchester City podría terminar haciéndose en Portugal.

La UEFA tuvo que quitar la sede de la final a Estambul por segundo año seguido porque Turquía fue incorporada el viernes a la lista de países a los que no pueden viajar los ingleses por sus brotes de coronavirus.

Con Información DLA/Deportes.-