Foto/Cortesía/AP.-

Israel desató nuevos ataques aéreos en Gaza el martes temprano, alcanzando un par de edificios de gran altura que se cree que albergan a militantes, mientras Hamas y otros grupos armados bombardean el sur de Israel con cientos de cohetes. El conflicto se intensificó sin descanso a lo largo del día, e Israel prometió que sus ataques solo aumentarían.

El último intercambio de disparos fue provocado por semanas de tensiones en la disputada Jerusalén.

Desde la puesta del sol del lunes, 26 palestinos, incluidos nueve niños y una mujer, murieron en Gaza, la mayoría por ataques aéreos, dijeron funcionarios de salud de Gaza. El ejército israelí dijo que al menos 16 de los muertos eran militantes. Durante el mismo período, los militantes de Gaza dispararon cientos de cohetes hacia Israel, matando a dos civiles israelíes e hiriendo a otros 10.

Con Información de AP.-