El Real Madrid se llevó el clásico (2-1) frente a un Barcelona que, a pesar de la mala imagen inicial, se metió en el encuentro en la segunda parte gracias al gol de Óscar Mingueza en el minuto 60, pero los locales resistieron y se colocan líderes de LaLiga Santander a la espera de lo que haga este domingo el Atlético de Madrid frente al Betis.

Karim Benzema, en el minuto 13, y Toni Kroos, en el minuto 28, ponían una amplia ventaja en la primera mitad para un conjunto del francés Zinedine Zidane que demostró una gran superioridad repitiendo el plan del Liverpool, buscando balones al espacio y la espalda de la defensa rival.

Fuente.-El Nacional