El gobierno de Chile planea expulsar a más de 1.000 migrantes venezolanos, en un período de nueve meses. La Subsecretaría del Interior hizo pública el 12 de marzo una licitación para contratar vuelos privados y así sacar de ese país a extranjeros que residen de manera irregular.

En la página web de Mercado Público, reseñó La Tercera, se señaló que este proceso de contratación será hasta el 12 de abril y el Ejecutivo dispuso 300 millones de pesos.

Fuente.-El Nacional

Dejar respuesta