Dos goles de Kylian Mbappé, dos asistencias de Neymar, y un puñado de paradas de altísimo nivel de Keylor Navas permitieron al París Saint-Germain ganar 3-2 al vigente campeón Bayern Múnich, este miércoles en la ida de los cuartos de la Champions League que disputan los dos últimos finalistas.

En Múnich, bajo una fuerte nevada sorprendente en abril, el partido fue una locura. El Bayern Múnich desplegó el guion habitual: dominio, contundencia y riesgo, un escenario que interpretó a la perfección el PSG, aplicado en defensa pese a sus carencias y letal a la contra.

Fuente.-El Nacional

Dejar respuesta