Los migrantes varados en la fronteriza ciudad mexicana de Matamoros navegaban este viernes entre la alegría y la confusión mientras esperaban su reapertura de casos de asilo por parte de Estados Unidos tras el golpe de timón dado por el demócrata Joe Biden.

Muchos de ellos, que llevan meses esperando una cita ante la corte en esta peligrosa ciudad del estado de Tamaulipas veían con incertidumbre cómo una web creada para recabar sus datos permanecía inactiva durante horas.

Fuente.-EFE

Dejar respuesta