El papa Francisco ha vuelto a sufrir un ataque de ciática, tras el que le impidió celebrar la misa de Año Nuevo, y no podrá oficiar la misa de este, domingo, y ha tenido que posponer el encuentro con el cuerpo diplomático del lunes.

El portavoz de la Santa Sede, Matteo Bruni, informó este sábado de esta recaída del pontífice aunque está previsto que este domingo al mediodía presida el Ángelus desde la biblioteca del Palacio Apostólico.

Sin embargo, Francisco no oficiará la misa de la Palabra de Dios de este domingo ni las vísperas para la conclusión de la semana de oración para la unidad de los cristianos en la basílica romana de San Pablo Extramuros.

En la primera le sustituirá el arzobispo italiano Rino Fisichella y en la segunda el cardenal suizo Kurt Koch.

Fuente.-El Nacional