El exjuez chileno Juan Guzmán Tapia, primer magistrado que procesó a Augusto Pinochet por crímenes de lesa humanidad en su dictadura (1973-1990), murió el viernes a los 81 años, según confirmó su familia a medios locales.

Guzmán logró reconocimiento internacional tras ser nombrado en 1998 como juez de varias querellas contra Pinochet por homicidio en la masacre denominada «operación Caravana de la Muerte», una comitiva militar que recorrió Chile en octubre de 1973 y fusiló a decenas de prisioneros.

Medios locales y extranjeros narraron que un sentido homenaje recorrió las redes sociales de Chile para decir adiós a Guzmán Tapia.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos lamentó su muerte: “Fue un gran defensor de los derechos humanos, que luchó incansablemente por hacer justicia tras la dictadura”, señaló en su cuenta de Twitter.

Fuente.-Voz de América