El presidente Luis Abinader debatió ayer con los embaja­dores acreditados en el país el tema haitiano y la reciente declaración conjunta de nue­ve puntos acordada el 14 de este mes con el presidente de Haití, Jovenel Moïse.

Abinader ofreció un al­muerzo a los diplomáticos de diferentes naciones en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, junto al canciller dominicano Roberto Álvarez.

Debido a la importan­cia atribuida al encuentro, el mandatario suspendió su participación en el Con­sejo Nacional de la Magis­tratura, que ayer concluyó el proceso de evaluación de los 60 aspirantes a sustituir cuatro jueces del Tribunal Constitucional que agosta­ron el período para el cual fueron electos.

El mandatario ya había adelantado que esta sema­na comenzarían las reunio­nes con los embajadores de los países más implicados con Haití, entre los que citó Cana­dá, Estados Unidos, Francia y Alemania, para tratar de la fi­nanciación de dos hospitales a la vecina nación.

Tanto Abinader como el canciller Álvarez sostu­vieron recientemente que República Dominicana se ofrecía a ser un canalizador de las ayudas que ejecuta­rán a favor de Haití.

En la declaración los dos je­fes de Estado reafirmaron su voluntad de continuar la cola­boración en esferas prioritarias de sus respectivos países, inter­cambiar experiencias.

Fuente.-Listín