Las autoridades de EE.UU. comenzaron este fin de semana las detenciones de participantes en el asalto al Capitolio mientras los demócratas del Congreso detallan sus planes para iniciar el lunes el proceso para un segundo juicio político al presidente saliente, Donald Trump.

Uno de los primeros detenidos fue Richard Barnett, el hombre que en el asalto al Congreso de EE.UU. del miércoles entró y se hizo fotografías en la oficina de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y quien fue aprehendido en Arkansas.

Fuente.-EFE

Dejar respuesta