El presidente electo Joe Biden suplicó el miércoles a los estadounidenses que tomen medidas para permanecer a salvo durante el feriado de Acción de Gracias a medida que aumentan los casos de COVID-19 en Estados Unidos, en una jornada en que el presidente Donald Trump indultó a un exasesor que se había declarado culpable dos veces de mentir al FBI.

Biden pronunció un discurso de estilo presidencial en el que reconoció la fatiga de la gente con las restricciones en medio de la pandemia de coronavirus, pero los instó a actuar con cautela a medida que aumenta la cantidad de casos.

“Sé que el país está cansado de luchar. Pero debemos recordar que estamos en guerra con el virus, no entre nosotros”, dijo Biden, que instó a los estadounidenses a renunciar a las grandes reuniones familiares típicas del Día de Acción de Gracias, usar mascarillas y mantener el distanciamiento social.

El exvicepresidente demócrata dijo nuevamente que tomará medidas inmediatas para abordar la pandemia al asumir el cargo el 20 de enero. Biden acusó a Trump durante la campaña de entrar en pánico y rendirse ante una crisis de salud pública.

Fuente.-Reuters