Los millones de fieles que cada 12 de diciembre van a venerar a la virgen de Guadalupe en su santuario de la capital mexicana se quedarán este año sin ese consuelo por las restricciones impuestas por el coronavirus, que ha llevado al templo a cerrar sus puertas en esa emblemática fecha.

El también simbólico y tradicional Día de Muertos se vio afectado por la difícil coyuntura sanitaria pues las autoridades clausuraron los principales cementerios de la urbe para evitar que los deudos fueron a honrar a sus difuntos el 1 y 2 de noviembre.

El santuario guadalupano, que anteriormente había pedido a los feligreses homenajear de forma virtual a la virgen el 12 de diciembre, aniversario de su aparición en 1531, los invitó a celebrar esa fecha “en las parroquias o en casas, evitando aglomeraciones y con las medidas de sanidad correspondientes”.

Fuente.-Reuters