Cientos de manifestantes tomaron este sábado el Congreso de Guatemala y le prendieron fuego a varias oficinas antes de ser desalojados por fuerzas de seguridad y cuerpos de bomberos, que apagaron el incendio.

Los atacantes, en su mayoría encapuchados, rompieron la puerta del Parlamento y también las ventanas, para lanzar antorchas al interior y destruir las instalaciones. Estuvieron en el lugar por aproximadamente 10 minutos.

Los diputados no se encontraban en el hemiciclo y hasta el momento no se han divulgado datos sobre heridos o fallecidos dentro del Congreso, que está ubicado en el centro de la Ciudad de Guatemala.

Fuente.-El Nacional

Dejar respuesta