El presidente argentino, Alberto Fernández, envió el martes un proyecto de legalización del aborto al Congreso, una medida esperada por los movimientos de mujeres que vienen reclamando desde hace años su aprobación.

La iniciativa, que cuenta con un amplio respaldo social, pero es fuertemente cuestionada por sectores religiosos, legalizará la “interrupción voluntaria del embarazo”.

“Mi convicción (…) es que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad. Pero también estoy convencido que es responsabilidad del Estado cuidar la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo”, dijo Fernández en un mensaje difundido en sus redes sociales.

En la actualidad, en Argentina rige una ley de 1921 que solo permite la interrupción voluntaria del embarazo cuando hay un riesgo grave para la madre o en caso de violación. Pero los activistas dicen que las mujeres muchas veces no reciben atención adecuada y citan diferencias por regiones y clases sociales.

Fuente.-Reuters

Dejar respuesta