El ingeniero Francisco Sagasti asumió el martes la presidencia de Perú y pidió a nombre del Estado perdón a los familiares de las víctimas de las protestas, al tiempo que invocó al país a moderar su enojo para superar una crisis sin precedentes.

Sagasti, político centrista de 76 años, juró al cargo en el Congreso luego de una convulsionada semana para completar el mandato gubernamental hasta julio del 2021 y que incluirá la celebración de elecciones generales el 11 de abril.

El presidente afirmó además en su primer discurso en el Parlamento como jefe de Estado que la prioridad de su gestión será la recuperación de empleos perdidos por la crisis económica ante la pandemia del coronavirus, y que llevará adelante unos comicios presidenciales con transparencia y “sin contratiempo”.

Fuente.-Reuters

Dejar respuesta