Las autoridades de Puerto Rico detuvieron dos embarcaciones en las que viajaban 30 venezolanos para traficar y vender más de 500 kg de drogas. El jurado federal de Puerto Rico presentó una acusación formal contra este grupo de ciudadanos el pasado 6 de noviembre.

De acuerdo con las alegaciones, a partir de una fecha desconocida y hasta el 1 de noviembre de 2020, los venezolanos ​​conspiraron para poseer gran cantidad de drogas y distribuirlas mientras estaban a bordo de embarcaciones sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos.

Fuente.-El Nacional

Dejar respuesta