Los nuevos contagios de COVID-19 en Estados Unidos alcanzaron el viernes su máximo de dos meses con más de 58.000 casos confirmados del nuevo coronavirus, y una cifra récord de hospitalizaciones en el Medio Oeste por quinto día consecutivo, según cálculos de Reuters.

Diez de los 50 estados registraron un aumento récord en las infecciones diarias el viernes, incluyendo los estados del medio oeste de Indiana, Minnesota, Missouri y Ohio. Wisconsin e Illinois registraron más de 3.000 nuevos casos por segundo día consecutivo, una tendencia de dos días que no se había visto ni siquiera durante el punto álgido del brote de primave.

Fuente.-Reuters