La salida del uruguayo Luis Suárez del Barcelona, que este lunes parecía encarrilada tras alcanzar un acuerdo sobre la liquidación del contrato, se ha complicado después de que trascendiera el interés del Atlético de Madrid.

Conforme ha podido saber Efe, la base del acuerdo residía en que este era factible solo si el jugador firmaba por un equipo que no estuviera en una lista previamente pactada por ambas partes y cuya composición no ha trascendido.

En el acuerdo, ambas partes cedían. El Barcelona pagaba una parte de la temporada que le queda al jugador y Suárez renunciaba a la otra parte.

Fuente.-El Nacional