El Gobierno de Costa Rica anunció que a principios del mes de octubre negociará con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un plan de consolidación económica que contempla la introducción de cuatro nuevos impuestos que, de acuerdo con el Ejecutivo, pueden evitar una crisis y más desempleo tanto en el sector privado como público.

En un mensaje a la nación el jueves, el presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, pidió ayuda a todos los sectores del país, previamente a presentar al FMI la propuesta, denominada ‘Plan para superar el impacto fiscal de la pandemia’.

“Tenemos margen para evitar una crisis, tenemos que actuar y actuar rápidamente”, explicó Quesada, quien agregó que las medidas son tomadas a raíz de la pandemia y son necesarias.

Fuente.-Voz de América