Varias vacunas experimentales contra la COVID-19 han llegado a su etapa de prueba final, dijeron funcionarios involucrados en su desarrollo.

La compañía farmacéutica británico-sueca AstraZeneca informó el lunes que la etapa de prueba final en Estados Unidos involucrará hasta 30.000 adultos de diferentes grupos raciales, étnicos y geográficos.

Una vacuna creada por los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. y fabricada por Moderna Inc., con sede en este país, también comenzó a probarse en miles de personas este verano, al igual que otra vacuna experimental desarrollada conjuntamente por Pfizer Inc., con sede en Nueva York, y BioNtech de Alemania.

AstraZeneca dijo que su vacuna, conocida como AZD1222, se encuentra en ensayos de última etapa en Brasil, Sudáfrica y Gran Bretaña, y que se planean otros ensayos de la vacuna en Japón y Rusia.

Para que las vacunas experimentales tengan éxito, deberán pasar pruebas más estrictas que las de otros ensayos porque se administrarán a personas sanas.

Fuente.-Voz de America