Nicaragua es el país centroamericano que menos pruebas de detección de COVID-19 ha hecho entre la población, pero que más test ha recibido del exterior, como reveló la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Según médicos independientes, el Ministerio de Salud hizo entre el 28 de febrero y el 24 de julio, 17.284 exámenes de Reacción en Cadena de la Polimersa (PCR), lo que lo deja al fina de la fila en cuanto a cantidad de test aplicados en la región.

Estas diferencias han generado dudas entre los especialistas sobre el control y manejo que hace el gobierno de Daniel Ortega de la crisis sanitaria.

El director de Emergencias de Salud de la OPS, doctor Ciro Ugarte, dijo que aún no han recibido información precisa sobre el avance de la pandemia en Nicaragua.

Fuente.-Voz de America