Un penal fallado por Raúl Jiménez, un gol a dos minutos del final… El Sevilla conserva el aura en su competición fetiche, la Europa League, y lo demostró eliminando este martes en cuartos al Wolverhampton con un gol del argentino Lucas Ocampos.

El Sevilla, que busca su sexto título en la Europa League, se verá las caras en semifinales con otro equipo inglés, el Manchester United, que se deshizo en cuartos del Copenhague, el domingo 16 de agosto.

En la ciudad alemana de Duisburgo, y sin presencia de aficionados por la pandemia de coronavirus, el cuadro hispalense de Julen Lopetegui, que había dominado la posesión del balón y mostrado más ambición ofensiva, no anotó el gol de la victoria hasta el minuto 88, cuando un centro al área del argentino Éver Banega desde el costado derecho fue cabeceado al fondo de la red por su compatriota Ocampos.

El Wolverhampton desaprovechó su oportunidad en el minuto 13 de partido cuando el delantero mexicano Raúl Jiménez falló un penal cometido sobre el español Adama Traoré.

Fuente.-AFP