Rusia dijo el miércoles que la primera tanda de su vacuna contra el COVID-19 estará lista dentro de dos semanas para inmunizar a médicos, y rechazó como “infundadas” las advertencias sobre la seguridad de expertos en salud por la rápida aprobación del fármaco.

El presidente Vladimir Putin dijo el martes que Rusia se había convertido en el primer país en otorgar la aprobación regulatoria a una vacuna para el COVID-19, después de menos de dos meses de pruebas en humanos.

La vacuna aún no ha completado sus pruebas finales. Solo alrededor del 10% de los ensayos clínicos tienen éxito y algunos científicos temen que Moscú esté anteponiendo el prestigio nacional a la seguridad.

“Parece que nuestros colegas extranjeros están percibiendo las ventajas competitivas específicas de la droga rusa y están tratando de hacer comentarios que en nuestra opinión son completamente infundados”, dijo el miércoles el ministro de Salud, Mikhail Murashko.

Fuente.-Reuters