El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, declaró el martes en estado de excepción en las cárceles del país andino para que las Fuerzas Armadas se sumen al control de los presos, que en los últimos días han protagonizado enfrentamientos violentos.

La decisión se adoptó tras una riña en el área de máxima seguridad de una de cárcel ubicada al sur de Quito, que el martes dejó dos presos muertos, según el Gobierno.

Este incidente se suma a un enfrentamiento a inicios de mes entre bandas delictivas en un centro de rehabilitación de Guayaquil que provocó la muerte de al menos 11 presos y dejó más de una veintena de heridos, incluidos policías.

“Frente a los graves hechos, dispuse la declaratoria de Estado de Excepción en las cárceles del país para que las Fuerzas Armadas se sumen al control de las mafias que están creando caos en los centros penitenciarios”, dijo Moreno en su cuenta de Twitter.

Fuente.-Reuters