Argentina aceptó la invitación a participar como miembro del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, como otro paso hacia la búsqueda de soluciones pacíficas y democráticas a la crisis que vive Venezuela.

“El gobierno está decidido a contribuir con todos sus esfuerzos convencido del rol positivo que se puede desempeñar en brindar respuestas políticas y humanitarias a la crítica situación que se vive en Venezuela”, señaló un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores argentino.

Promovido por la Unión Europea, el grupo manifestó su beneplácito por la incorporación del gobierno de Alberto Fernández, quien ha mantenido una postura distante del régimen venezolano y reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela.

El Grupo Internacional de Contacto reúne a España, Portugal, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, Países Bajos y Suecia. Del lado latinoamericano están Uruguay, Ecuador, Bolivia, Costa Rica y ahora Argentina.

Fuente.-El Nacional