El presidente del Líbano, Michel Aoun, ordenó a las Fuerzas Armadas que realicen patrullas en las zonas más afectadas por la gran explosión que sacudió este martes 4 de agosto Beirut y que dejó innumerables muertos, heridos y graves daños.

La Presidencia del Líbano informó en Twitter que el jefe de Estado pidió al Ejército que trabaje para tratar las consecuencias de la gran explosión y realizar patrullas en las zonas del desastre para mantener la seguridad.

Asimismo, Aoun pidió al Ministerio de Salud ofrecer tratamiento gratuito a los heridos, además de dar cobijo a todas las personas cuyos hogares se han visto afectados por la explosión.

De acuerdo con la cadena local LBCI, hay más de 500 heridos en el hospital Hotel Dieu, situado en el centro de Beirut, la fuente añadió que el hospital “no puede recibir más personas”.

Fuente.-El Nacional