El inminente fallo de la justicia de Cabo Verde sobre el último recurso de la defensa del empresario Alex Saab, detenido en junio en la nación africana, ha puesto nuevamente en relieve el interés en el caso del gobierno en disputa de Nicolás Maduro, que admite haber gestionado apoyo diplomático para su liberación.

Las autoridades de la isla de Sal detuvieron el 12 de junio a Saab, un abogado y empresario de nacionalidad colombiana, cuando su avión privado se detuvo para repostar durante su trayecto desde Venezuela hasta Irán.

El gobierno de Cabo Verde explicó que lo detuvo porque había una alerta roja de Interpol en su contra desde julio de 2019, cuando fiscales de Estados Unidos acusaron a Saab y a otro empresario colombiano de lavado de dinero y sobornos entre 2011 y 2015.

Periodistas de investigación del medio digital venezolano Armando.Info documentaron desde 2015 cómo Saab construyó una red de negocios milmillonarios de construcción de viviendas, explotación de petróleo e importación a Venezuela de alimentos y productos para el programa estatal CLAP.

Fuente.-Voz de América