Michael Kozak, subsecretario interino de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de Estados Unidos, expresó su desacuerdo con la inauguración de Megasis, un supermercado iraní en Caracas.

Dijo durante una videoconferencia que no es un tema que el gobierno de Donald Trump vea favorablemente. Agregó que el fortalecimiento de las relaciones entre los regímenes de Nicolás Maduro y de Hasán Rohaní muestran una especie de alianza entre Estados parias, reseñó la agencia The Associated Press.

“De verdad me sorprendería si Venezuela logra obtener muchos beneficios. Irán está dispuesto a juguetear, está dispuesto a venderle mercancías a Venezuela cuando el régimen de Maduro realmente no tiene el dinero para comprar muchas cosas”, indicó el funcionario estadounidense.

Un buque iraní atracó en Venezuela en junio cargado con alimentos para el supermercado, semanas después de que Rohaní envió cinco barcos cisterna con gasolina para que su aliado socialista paliara la escasez en el país.

Fuente.-El Nacional