Banco Santander anunció el miércoles una pérdida récord de 11.129 millones en el segundo trimestre como resultado de gastos extraordinarios para reflejar el deterioro del horizonte económico por la pandemia de la COVID-19.

Se trata de las mayores pérdidas anotadas hasta ahora entre las entidades bancarias europeas, aunque el banco ha puesto en marcha planes de eficiencia para reducir gastos y anunció un plan para pagar dividendos en acciones ante las limitaciones a los pagos en efectivo.

El segundo mayor banco de la zona euro por capitalización bursátil dijo que registró una actualización del fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos (DTA), lo que generó un cargo extraordinario sin efecto en caja de 12.600 millones de euros y dio lugar a una pérdida atribuida de 10.798 millones de euros en el primer semestre.

Algunos de los principales mercados de Santander, desde Brasil hasta España, han sido algunos de los más afectados por la pandemia, y el debilitamiento de las monedas de los mercados emergentes ha agravado el problema.

Fuente.-Reuters