La covid-19 dejó el miércoles un sombrío balance en los dos países más afectados por la pandemia: Estados Unidos superó las 150.000 muertes y Brasil, las 90.000, mientras en Arabia Saudita se inició la peregrinación a La Meca más reducida de la historia moderna.

El nuevo coronavirus aparecido en China a fines del año pasado no da tregua en Estados Unidos, donde se acumulan 4,38 millones de infecciones desde el anuncio del primer caso el 21 de enero.

El epicentro estadounidense está ahora en Florida: con 21 milllones de habitantes, el tercer estado más poblado del país reportó un récord de 216 muertes diarias.

«Estamos permitiendo que el virus corra a la deriva», declaró a MSNBC el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, ante las dificultades para frenar los contagios.

Fuente.-AFP