El pueblo ruso abrió la puerta a que Vladimir Putin permanezca en el poder hasta 2036, tras votar abrumadoramente por un paquete de cambios constitucionales que lo permitirán presentarse a las elecciones generales dos veces más, si bien sus críticos sostienen que el resultado es una manipulación a gran escala.

Los resultados oficiales, publicados el jueves tras el recuento del 100% de los votos, mostraron que el exmiembro de la KGB que ha gobernado Rusia durante más de dos décadas como presidente o primer ministro obtuvo con facilidad el derecho a presentarse a dos mandatos de seis años más una vez termine el actual en 2024.

Fuente.-Reuters