El 54% de los 60.000 miembros del sindicato culinario de Las Vegas, equivalente a unos 32.400 empleados, son latinos y trabajan como mucamas, cocineros, vigilantes, meseros, y crupiers, entre otros oficios. Todos ellos hacen parte de la demanda presentada el lunes por la unión sindical en contra de tres propiedades que hacen parte de las más grandes compañías hoteleras del país.

Geoconda Argüello-Kline, secretaria-tesorera del Sindicato Culinario, explicó que las propiedades incluidas en la demanda legal son el hotel Signature de MGM Grand, el Café Sadelle’s ubicado dentro del hotel y casino Bellagio, también propiedad de la empresa MGM Grand, así como el restaurante Guy Fieri’s Vegas Kitchen, localizado dentro del hotel Linq, propiedad de Caesar’s Entertainment.

Fuente.-Voz de América