Un votante muestra su identificación en una mesa electoral durante la segunda vuelta de las elecciones municipales, en París, Francia, 28 de junio de 2020. REUTERS/Christian Hartmann

Macron esperaba que las elecciones ayudaran a aumentar la base de votantes de su joven partido en pueblos y ciudades de toda Francia, incluida París, antes de que seguramente busque la reelección en 2022.

Pero sus asesores habían bajado las expectativas recientemente y las victorias de Los Verdes, que en algunas ciudades unieron fuerzas con aliados izquierdistas, podrían obligar a Macron a reorganizar su gobierno para recuperar votantes.

En uno de los pocos triunfos de Macron, su primer ministro Edouard Philippe se convirtió en alcalde de la ciudad norteña de Le Havre. Aunque la Constitución francesa permite a Philippe nombrar a alguien para que sea edil mientras sigue siendo primer ministro, su victoria profundiza las interrogantes sobre su labor en el gobierno.

Fuente.-Reuters

Dejar respuesta