Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro Foto Cortesía .- cienradios

El emoticono empezó a recorrer los móviles de Brasil cuando Jair Bolsonaro acabó su discurso a la nación el martes por la noche, mientras a la misma hora los brasileños expresaban su rechazo al líder ultraderechista con una sonora cacerolada.

El dibujito es expresivo: se ve al presidente con una camisa de fuerza y la bandera de Brasil.
“Gripecilla” fue como Bolsonaro calificó al Covid-19, mientras pedía a los estados que están tomando medidas preventivas por su cuenta –principalmente São Paulo y Río de Janeiro, los más poblados y afectados– que acaben con el confinamiento y reabran escuelas y comercios.

El gobernador paulista, João Doria, decretó cuarentena obligatoria desde el martes en su estado –que concentra la inmensa mayoría de contagios del país– mientras que el carioca, Wilson Witzel, está restringiendo algunas actividades comerciales y sociales.

Fuente: La Vanguardia.-

Dejar respuesta