Foto cortesía.- El Mundo

Míchel Salgado ha dedicado una emotiva carta de despedida a su suegro, el expresidente madridista Lorenzo Sanz, fallecido este sábado por las complicaciones derivadas del coronavirus, y ha reconocido que ha sido «un segundo padre» para él, dispuesto a «defender a los suyos» cargando «con la culpa sin buscar excusas».

El gallego, lateral blanco entre 1999 y 2009, recordó el día que conoció a Sanz, en su presentación como jugador del Real Madrid con él como presidente. «Venías quejándote por tu dolor en la rodilla, pero durante la presentación dijiste algo de lo que siempre nos reíamos:

«Creo que este jugador se va a quedar mucho tiempo con nosotros». Dicho y hecho, me quedé mucho tiempo en el Real Madrid, pero para siempre como parte de tu familia», apuntó.

Fuente: El Mundo.-

Dejar respuesta