Foto/Cortesía.-

Un grupo de policías descontento por sus condiciones laborales convirtió este domingo el centro de la capital de Haití en una zona de guerra al intentar asaltar el cuartel general del Ejército, con un resultado de al menos dos muertos y nueve heridos.

El asalto se produjo en el «dimanche gras», el primer día del Carnaval haitiano y en pleno Champ de Mars, la gran explanada situada frente al Palacio Presidencial donde se iban a celebrar los desfiles, que fueron cancelados tras los tiroteos.

EFE/.-