Foto/Cortesía.-

En los últimos años, la petrolera rusa Rosneft ha incrementado su presencia en Venezuela. ¿Con qué intención? Varios analistas consultados por la Voz de América aseguran que el plan de la empresa, cuyo propietario es el gobierno ruso, no obedece a necesidades de gas y petróleo sino que su interés radica en “razones geopolíticas” para acabar controlando la región latinoamericana.

“Rusia quiere tener una presencia importante en Venezuela, al igual que ha tenido históricamente en los últimos 50 años en Cuba”, afirmó Edward Glab, director del Foro de Energía de la Universidad Internacional de Florida, que habló a título personal en una entrevista telefónica desde Miami.

En su opinión, el incremento de las inversiones en Venezuela se debe “a una política exterior” del gobierno de Rusia a quién el gobierno en disputa de Nicolás Maduro debe miles de millones de dólares en deuda contraída con la venta, a la baja, de crudo.

Voz de América/.-

1 Comentario

Comments are closed.