Foto/Cortesía.-

Estados Unidos, México y los países del Triángulo Norte de Centroamérica -Guatemala, El Salvador y Honduras- fracasan a la hora de asistir y dar protección a los migrantes. Además, están desmantelando las políticas de asilo y refugio, denunció la organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF).

Según un nuevo informe presentado este martes, MSF asegura que la situación para quienes migran en la región “no ha hecho sino empeorar” desde 2017 con miles de personas inmersas en un “círculo vicioso” porque cuando piden protección son tratadas como criminales y devueltas a las mismas condiciones violentas de las que huían.

“Se encuentran sin salida, atrapados en un conglomerado de muros burocráticos y barreras administrativas que les impide escapar de la violencia recurrente”, indica el documento.

El informe muestra, además, cómo ciertas agresiones contra migrantes aumentaron cuando Estados Unidos endureció sus políticas migratorias, empezó a devolver a México a solicitantes de asilo de otros países y forzó a los gobiernos de la región a frenar de forma contundente los flujos migratorios hacia el norte.

El documento señala que en los nueve primeros meses de 2019 los casos de violencia sexual contra migrantes a su paso por México aumentaron un 134% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Diario Las Américas/.-

Dejar respuesta