Foto/Cortesía.-

El gobierno colombiano rechazó las declaraciones de la excongresista prófuga que acusó al presidente Iván Duque de perseguirla y querer asesinarla por tener supuestas evidencias de la compra de votos a favor de candidatos de derecha.

Aída Merlano, capturada en Venezuela, declaró contra Duque el jueves. Está prófuga de la justicia de su país desde se fugó el pasado año de Colombia. Su caso ha tensado aún más las tensiones entre Bogotá y el gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

En la declaración de prensa, leída por la ministra de Justicia, Margarita Cabello, el gobierno dijo que sus acusaciones carecen de todo fundamento, son oportunistas y son una fabricación del gobierno en disputa de Venezuela.

Expresó además que buscan atacar la honra del presidente de la República de Colombia, e intentan vulnerar la credibilidad de las instituciones

«El régimen dictatorial de Nicolás Maduro, en lugar de estar produciendo este show mediático, debe entregar inmediatamente a la señora Aída Merlano a las autoridades nacionales, para que cumpla su condena en Colombia», indica el texto.

Merlano fue condenada a 15 años de cárcel por las autoridades colombianas, en 2019. Está acusada de compra de votos y otros delitos. En octubre, se fugó mientras visitaba al dentista y escapó con ayuda de una soga por la ventana del consultorio. Completó su fuga con la ayuda de un cómplice que la trasladó en una motocicleta, lo que provocó burlas e indignación en Colombia.

Voz de América/.-