Foto/Cortesía.-

Los Cardenales de Lara, representantes de Venezuela,, amargaron el debut absoluto de Colombia, representados por los Vaqueros de Montería, en la Serie del Caribe cuando el sábado anotaron seis veces en la séptima entrada para voltear la pizarra y enrumbarse a la victoria 6-4.

Batazos remolcadores de Gorkys Hernández, Alexi Amarista y Osman Marval, más el descontrol del relevista Sugar Ray Morimón, fueron determinantes para que los Cardenales de Lara le dieran la vuelta a un 3-0 adverso en el primer juego de la edición número 62 del clásico caribeño.

Bajo la dirección de Ozney Guillén, los colombianos se pusieron al frente en el tercer inning tras un error del tercera base Carlos Rivero en el tiro a la primera base. Montería anotó dos más en el quinto capítulo mediante un sencillo del receptor venezolano Arvicent Pérez con las bases de llenas y una posterior jugada de escogencia.

Pero Marimón (0-1) no pudo preservar la ventaja al permitir cuatro carreras. Entregó dos pasaportes y no pudo sacar un solo out.

Hernández prendió la remontada venezolana al batear un sencillo al jardín central con las bases llenas para empujar las primeras dos carreras. Otro sencillo de Amarista trajo dos más y un doble de Marval completó el racimo.

«No tiramos strikes y eso lo aprovecharon”, comentó Guillén, quien es hijo de Ozzie Guillén, ex mánager campeón de Grandes Ligas con los Medias Blancas de Chicago. También dirigió a los Marlins de Miami.

Diario Las Américas/.-

Dejar respuesta