Foto/Cortesía.-

Autoridades forenses trabajaban el lunes en la ladera de una colina cercana a Los Ángeles, para recuperar más restos de las nueve personas que perecieron un día antes en un accidente de helicóptero, incluido el exastro del basquetbol Kobe Bryant.

En tanto, trascendió que la niebla era tan densa en el momento del accidente que incluso los departamentos locales de policía habían decidido mantener en tierra sus propios helicópteros.

Unos 20 investigadores se encontraban en el lugar donde el helicóptero se vino abajo el domingo por la mañana. Todos los ocupantes de la aeronave murieron, tras un impacto de tal magnitud que dejó restos del helicóptero esparcidos en una superficie tan grande como una cancha de fútbol.

La tragedia causó muestras de conmoción y pesar en todo el mundo, por la pérdida repentina del talentoso exjugador de la NBA, quien pasó toda su carrera de 20 años con los Lakers de Los Ángeles. Miles de admiradores, muchos vestidos con jerseys de Bryant, corearon su nombre frente al Staples Center, casa de los Lakers en el centro de Los Ángeles y sede de la entrega de los premios Grammy el domingo.

Durante la ceremonia de premiación, fue honrada la memoria de Bryant, de 41 años, quien falleció junto con su hija Gianna, de 13. Bryant era uno de los rostros más reconocibles del basquetbol. Fue elegido 18 veces al Juego de Estrellas y ayudó a que los Lakers conquistaran cinco títulos de la NBA.

Diario Las Américas/.-

Dejar respuesta