Foto/Cortesía.-

“La clave es que el turismo sea sostenible, no es un eslogan, es la clave”. Son palabras de Manuel Butler, director ejecutivo de la Organización Mundial de Turismo (OMT), que asegura que “el turismo está viviendo un cambio disruptivo y radical que va a afectar y está afectando a todas las cadenas de valor”.

Un cambio que va a conformar el nuevo turismo, un modelo sostenible que tiene en cuenta las externalidades de su actividad en el medioambiente y en los recursos naturales. Butler asegura que de la misma forma que existe la economía verde, existe el turismo verde.

Aerolíneas y navieras, que son los grandes contaminantes de la cadena de valor turística, ya tienen la sostenibilidad como uno de los principales ejes de su negocio. A pesar de ello, Butler asegura en una entrevista a ABC que no es suficiente. “Las grandes empresas lo están incorporando en su gestión, aunque la clave está en expandirlo a todo el ecosistema. Organismos como la OMT, asociaciones empresariales, gobiernos… todos tenemos responsabilidad”.

El sector hotelero español asegura que lleva años reduciendo el impacto ambiental de su actividad. Es el caso de Iberostar, que puso en marcha el proyecto “Ola de Cambio” liderado por la vicepresidenta de la cadena Gloria Fluxá con tres líneas de actuación: la eliminación de los plásticos de un solo uso, el fomento de consumo responsable de pescado y la mejora de la salud costera. Fluxá sostiene que la “Ola de Cambio” no es una moda o una política de marketing sino una filosofía que impregna a todo el grupo.

Reportur.co/.-