Foto/Cortesía.-

La espera terminó. Derek Jeter tendrá su placa en el Salón de la Fama de Cooperstown. El otrora campocorto de los Yankees de Nueva York, estuvo cerca de emular a su compañero Mariano Rivera hace un año, pero le faltó un voto para contar con el 100% del respaldo de los votantes en su primer año de elegibilidad. Será exaltado junto a Larry Walker.

El panameño Rivera es, hasta ahora, el único integrante del templo de los inmortales que han ingresado con todos los votos posibles. Una hazaña que se esperaba repitiera Jeter, pero probablemente no se vea en un buen período. Se desconocía de inmediato cuál fue el votante que no eligió a Jeter.

Y cómo no darle respaldo al ex campocorto del conjunto neoyorquino. Su elegancia en el terreno de juego dice más que sus 3.465 inatrapables (la mayoría de los que pasan la barrera de los tres millares son exaltados), 1.311 remolcadas, 1.923 anotadas y 260 cuadrangulares conectados en 20 temporadas.

En ese lapso, Jeter dejó un promedio vitalicio de .310, con .440 de sluggin y .817 de OBP. Números destacables para el “capitán américa” que inició su carrera con el premio al Novato del Año en 1996.

Su juego le ayudó a los Yankees a conquistar cinco Series Mundiales (1996, 1998, 1999, 2000, 2009) y a él le valió para asistir a 14 Juegos de Estrellas y ser reconocido con cinco Guantes de Oro.

Diario Las Américas/.-