Foto/Cortesía.-

Miles de personas volvieron este viernes a copar el centro de Santiago en una jornada que se saldó con duros enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, cuando están a punto de cumplirse tres meses de la mayor crisis social de la democracia chilena.

«A pesar de que es verano, seguimos en las calles. El Gobierno solo saca leyes para reprimirnos y no se encarga de cambiar el sistema (económico) que es lo pedimos. Esto no va a parar», dijo a Efe Pedro Ramírez, de 17 años, que lleva manifestándose desde que comenzó el estallido el pasado octubre.

EFE/.-