Foto/Cortesía.-

Varias noticias recientes han elevado la especulación sobre el futuro de la relación entre Qatar Airways e IAG, dueña de Iberia. La aerolínea árabe se ha acercado a Lufthansa para una posible entrada en el accionariado, y ha mostrado su deseo de dejar Oneworld, alianza liderada por IAG. Además. Qatar está en Latam, firma chilena vinculada a Delta-Air France.

IAG debe buscar soluciones para contentar a los reguladores europeos ante el Brexit. Una opción es suspender los derechos políticos de los accionistas fuera de la UE. Pero según Expansión, esto no parece sostenible y podría dañar el valor de la empresa, además de poder crear una confrontación con los socios afectados.

Desde febrero de 2019, la empresa ya prohíbe las compras de acciones de inversores de otras regiones, ya que incluso sin contar a los británicos, ya están cerca de ser mayoría. Según el banco británico HSBC, la solución pasa por Qatar Airways, que ahora es el principal accionista de IAG con un 22% del capital.

“En su presentación de resultados del tercer trimestre y en el día del inversor, la compañía dijo que está trabajando en una estructura para eliminar el bloqueo a los inversores de fuera de la UE. La vía más obvia nos parece que es sacar la participación de Qatar Airways fuera del cómputo de propiedad no europea”, señala andrew Lobbenberg, analista de aviación de HSBC, en un informe enviado a los inversores.

Recomprar y amortizar las acciones en manos de la aerolínea árabe elevaría el peso de los accionistas europeos (sin contar los británicos) a alrededor de la mitad del capital, facilitando el cumplimiento de la norma comunitaria post-Brexit.

Reportur.com.ar.-

Dejar respuesta