Foto/Cortesía.-

Irán rechazó este viernes que uno de sus misiles derribara el avión ucraniano siniestrado al sur de Teherán con 176 personas a bordo y, con el fin de acallar estas denuncias, abrió la investigación a la participación de otros países.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores a la Organización de la Aviación Civil de Irán, todos negaron la hipótesis del misil, que consideran una especie de conspiración y de «guerra psicológica» contra la República Islámica.

EFE/.-

Dejar respuesta