Foto/Cortesía.-

Blades, de 71 años, rechazó la querella de Colón y advirtió que no volvería a compartir escenario con quien lo proyectó en la salsa. El litigio se prolongó y los distanció, aunque ambos siguieron sus presentaciones cada uno por su lado en escenarios que incluyeron a Puerto Rico y Panamá, donde mantienen una base de fervientes seguidores.

Willie Colón llegó a Panamá y le lanzaron la pregunta del millón: ¿Será posible un nuevo estrechón de manos con su otrora socio Rubén Blades algún día?

“Pregúntale a él”, respondió a un periodista la noche del miércoles durante un conversatorio en un hotel de la capital panameña, organizado por las autoridades de cultura. Más adelante, al retomar la pregunta, no descartó completamente, de su lado, esa posibilidad.

DLA|Música.-