Foto/Cortesía.-

En un trabajo publicado en Sayari, una página de datos de propiedades e inteligencia financiera, se asegura que ninguno de los intermediarios se ha relacionado con actividades ilícitas, pero su vinculación con funcionarios del régimen de Nicolás Maduro genera señales de alerta.

Una investigación de registros públicos dio como resultado que existen seis empresas en Líbano que venden alimentos a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, a través de intermediarios.

Así lo demostró un trabajo publicado por Bjorn Kjelstad en Sayari, una página de datos de propiedades e inteligencia financiera.

Ninguno de los intermediarios se ha relacionado con actividades ilícitas. Sin embargo, su papel en el suministro del programa de alimentación del régimen que se ha asociado con una corrupción generalizada y que ha llegado a entregar alimentos de baja calidad, genera señales de alerta.

Esto respecto a sus operaciones comerciales con funcionarios del régimen venezolano y la calidad de los alimentos que están suministrando.

«El hecho de que estos intermediarios de los CLAP parezcan tener vínculos con empresas en el Líbano plantea dudas con respecto a la transparencia general de sus operaciones. No siendo este un proveedor tradicional de alimentos para Venezuela», señala el artículo.

Con Información de ELN.-